12 lugares de venta... ¿posibles?

 

Hola a tod@s!

Uno de los principales escollos que nos encontramos a la hora de poder desarrollar el negocio de los Food Trucks en la calle es, sin lugar a dudas, la ubicación donde estacionarnos. 

Después de “estrujarme” el cerebro un buen rato y consultando diversas webs del sector, he realizado un listado con los diferentes lugares de venta posibles.  

Si por casualidad ves que falta alguno, te agradecería me lo indiques y lo añado a la lista.

Estos lugares son los siguientes:

1.- En fiestas populares.

España en general, es un país de muchas fiestas… Y en Canarias en particular, creo que algo más. Jeje!.  Evidentemente el clima ayuda bastante y aquí, es un buen lugar para dar cobertura culinaria en todas las fiestas populares que a lo largo del año se organizan en pueblos y ciudades de nuestro territorio. Como por ejemplo: Las Romerías, Los Carnavales, Las fiestas del Cristo de La Laguna, La Bajada de la Virgen de La Palma, etc…   En cualquiera de ellas se  aglutina un gran número de personas deseosas de saciar los más variopintos paladares. 

2.- En Street Food Market’s…

Los «Street Food Market» son eventos que se organizan en la calle, en plazas y zonas públicas. El objetivo de estos mercados de comida callejera consiste en: mostrar los productos, platos, bebidas, dulces y demás delicias gastronómicas, realizados por colectivos y asociaciones de Food Trucks, diferentes empresas, productores, chefs de restaurantes, ONG’s, otros organismos públicos y privados, etc… al público general. Y suelen venir acompañados de música en vivo, sorteos y otros espectáculos.

3.- En mercadillos, outlets, rastrillos…

En estos espacios, se suele aglutinar muchísima gente en busca de buenas y atractivas oportunidades para comprar y vender. Por regla general, se organizan de forma periódica y regularmente. Algunos son anuales y otros son semanales. Aquí, los Food Trucks, hacen una buena labor complementaria, ya que, tanto compradores como vendedores, necesitan reponer fuerzas y energía para seguir con la faena hasta la hora del cierre.

4.- En BBCC: Bodas, Bautizos, Comuniones y Cumpleaños…

Por descontado que en los actos sociales, como son: las bodas, los bautizos, las comuniones y los cumpleaños, los Food Trucks dan un toque completamente diferente  y original a la velada. Resultan muy molones y divertidos que hacen imborrable el momento.  Ah! Pero eso sí,  sin menospreciar para nada, la calidad de los productos y el servicio profesional que en ellos se ofrecen. 

5.- En eventos especiales, Ej.: rodajes de películas…

Cada vez son más numerosas las producciones cinematográficas en las que se solicitan los servicios de catering, durante las 24 horas del día y para todo el personal de rodaje. Gracias a la portabilidad y adaptabilidad que ejercen los Food Trucks, éstos pueden llegar a los numerosos y diversos escenarios donde se encuentran rodando las diferentes escenas. Sean estas en zonas de costa como de altas montañas… (Siempre y cuando existan carreteras, claro!). 🙂 

6.- En presentaciones de productos en Ferias y/o Congresos…

Las ferias y los congresos son eventos donde se reúne un número considerable de público. No importa cuáles son los motivos o temas de lo traten, ya sea «El Salón del Automóvil», la «Fabricación de Muebles de Cocina«, o la «Feria de la Gastronomía Vegana«, da igual! Los «Food Trucks» estarán siempre dispuestos a llenar a una multitud de estómagos hambrientos.

7.- En festivales de música y culturales…

Y qué decir de vender nuestros productos en los numerosos festivales y otros eventos culturales que se organizan a lo largo y ancho de nuestro archipiélago. Son eventos muy variopintos, cosmopolitas y llenos de vida, luz, sonido y color. Desde el mítico Festival Internacional WOMAD, de Las Palmas de Gran Canaria, hasta el Festival MUECA del Puerto de la Cruz en Tenerife. Festivales que aglutinan a miles de espectadores en un solo lugar durante varios días, y que ayudan a mantener, no solo a la economía local, sino también, como no, a los diferentes negocios itinerantes, como es nuestro caso.   

8.- En Áreas de servicios de Terminales de Puertos y Aeropuertos…

Es curioso cómo estas «cocinas sobre ruedas» van apareciendo en lugares que hasta ahora eran casi impensables encontrar. Pero si, poco a poco se va normalizando el mercado y comenzamos a disfrutar de una nueva oferta con menús originales y de autor hasta en las terminales de aeropuertos, en puertos deportivos, de cruceros y en estaciones de ferrocarril. Gracias a la capacidad de portabilidad con la que se cuenta, todo son ventajas.

9.- En autocines o cines al aire libre…

Esta actividad es de origen norteamericano desde los años 30 del siglo XX, y desde entonces se ha expandido por todo el mundo… Cuando llega la temporada estival, en muchos pueblos y ciudades de nuestra geografía, se organizan ciclos y festivales de cine al aire libre, ubicados en las plazas o en grandes áreas de estacionamiento para los vehículos. Y estos, desde entonces, han sido lugares ideales para  los Food Trucks. 

10.- En acontecimientos deportivos…

Los eventos deportivos son también lugares donde se concentra un numeroso público. No sólo los propios que organizan y participan en ellos, sino que además vienen acompañados de sus familiares y amigos para animarles en las competiciones. Desde carreras populares, triatlones, maratones y gincanas, tienen que reponer fuerzas y energía para conseguir llegar a la meta enteros…. El disponer de unas «cocinas rodantes» con nutritivos platos, bebidas isotónicas y deliciosos postres, son una buena opción.       

11.- En «Food Truck Parks»

Estos lugares son los más idealizados y soñados por todos los «foodtruckeros«, ya que son espacios delimitados y diseñados exclusivamente para la colocación de estas cocinas sobre ruedas, donde pueden permanecer estacionadas durante un mayor periodo de tiempo que en las otras opciones. Disponen de una serie de servicios, como son: la conexión a la red eléctrica, desagües, aseos con ducha, mesas y sillas, entre otros. En definitiva, son como los famosos campings, pero específicos para los Food Trucks y situados en zonas urbanas. 

12.- En cualquier espacio público… 

Y este es el lugar donde es más difícil y complicado vender,  ya que las normativas municipales actuales prohíben la venta ambulante en todo el amplio sentido del término. Porque aunque se traten de «cocinas gourmet sobre ruedas«, no te dejan estacionar libremente en cualquier lugar de las ciudades ni pueblos. En otros países más desarrollados como Estados Unidos, Francia, Reino Unido o Alemania, ya se encuentran más normalizados este tipo de negocios callejeros, y la ciudadanía también lo ha integrado como parte del paisaje urbano. En España, tímidamente está también comenzado a introducirse en este «nuevo concepto» de consumo alimenticio, pero aún falta mucho por recorrer para romper los diversos obstáculos legislativos en esta materia. 

Conclusiones:

Como podemos apreciar, existen numerosos lugares y oportunidades donde sería posible ubicar nuestra «Gastroneta» donde trabajar y vender nuestros productos pero,  muchas son también las trabas burocráticas, los permisos necesarios y las tasas a pagar, por lo que hay que pensárselo concienzudamente antes de decidirnos a la hora de firmar los acuerdos y contratos. En definitiva, hay que hacer muchos números para saber si es rentable o no, pues el riesgo al que uno se enfrenta es muy alto. 

También hay que meditar mucho si nuestra oferta culinaria puede llegar a un tipo de público determinado porque, no es lo mismo una fiesta de un pueblo que una feria de alimentación, pues los perfiles de las personas que asistan, hasta pueden llegar a ser antagónicas. Y por supuesto, las condiciones climatológicas serán un factor clave a la hora de rentabilizar nuestra inversión, ya que los diferentes eventos suelen realizarse, en la mayoría de las ocasiones, en la calle o en lugares al descubierto, pueden «chafar» e irse al traste nuestras expectativas.