FOOD TRUCKS VS AUTOBAR

Hola a tod@s!

Muchas personas, cuando ven estos Food Trucks en la calle, los categorizan como los ya conocidos autobares. Sí, esos camioncitos o remolques con cabinas cuadradas que se encuentran en las fiestas de los pueblos, o en los accesos de las autovías. Pero estos, no tienen mucho que ver con los Food Trucks. Os lo explico… 

El "clásico" Autobar

Sin menospreciar en absoluto la labor que estos autobares realizan, quisiera aclarar las diferencias que existen entre los autobares con los Food Trucks.

En los autobares, normalmente se suele ofrecer un menú muy generalista y de una calidad bastante estandarizada. Mostrando en sus cartas platos y productos archiconocidos por todo el mundo: lease la típica hamburguesa, o los perritos calientes, sandwiches y bocadillos tradicionales, etc. 

En cambio, en los Food Trucks, se suele ofrecer un menú más artesanal y a la vez más personal (la producción ha de realizarse, en su mayor parte, en el propio camión) lo que, a los consumidores, les permite vivir una nueva dimensión en su experiencia culinaria. 

Productos gourmet de primera calidad y emplatados con mucho mimo y originalidad, son algunas cualidades que caracterizan a estas singulares cocinas sobre ruedas.

Otra de las diferencias está, en la imagen exterior y el propio concepto, utilizando en algunos casos, antiguos camiones de reparto o caravanas de remolque, dándoles un aire algo «vintage» o «retro«. Con una decoración y atrezzos ambientados en los años 40, 50 o 60, llamando la atención allí donde se encuentren. 

Las dos vertientes pueden convivir sin problemas, ya que existe público para todos los gustos, paladares y presupuestos. 

Sé de primera mano, que ha habido ciertos enfrentamientos y desavenencias en algunos eventos muy populares entre ambos conceptos, sobre todo por parte de los tradicionales autobares y feriantes, pues siempre a lo nuevo y diferente, lo percibimos como una  «amenaza» pero,  espero que con el tiempo, sepan valorar que la unión hace la fuerza y que juntos se podrá conseguir, que las diferentes administraciones admitan este medio como otro modo legal de ganarse el sustento para muchas familias, a la vez que se crean nuevos puestos de trabajo. Además, creo que ampliar el abanico de opciones gastronómicas ayuda a enriquecernos culturalmente.

…Y para finalizar este post, quiero decir también que cada cosa hay que llamarla por su propio nombre. Es decir, creo que hay que ser respetuosos con el origen de las cosas… Un autobar no deja de ser un autobar y un food truck, con sus singularidades y características, no deja de ser un food truck. Al menos en su esencia porque, últimamente estoy comenzado a ver a muchos autobares, serigrafiando en sus chasis la palabra «Food Truck», cuando realmente no lo son.  ¿Será por el propio «tirón» publicitario que éstos últimos están teniendo en los tiempos que corren, o será por simple desconocimiento?… 

Un abrazo a tod@s!  😉 

Un Food Truck con una imagen "retro"